Pedro Infante

Fue el tercero de quince hijos. En 1939 viajó a la ciudad de México, en donde obtuvo un contrato en XEW. Destacaba aún más como cantante, pero llegó a ser una de las estrellas cinematográficas más populares de México.

Alternó el melodrama popular con comedias urbanas y con aventuras de charros. Encarnó a personajes populares, desde el sencillo obrero hasta el indio en “Tizoc , Pepe el Toro , el ametralladora, el seminarista, el mecánico de Necesito dinero , el charro de Rancho grande , el policía de A toda máquina …

Fue nominado en 1947 por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas como mejor actor con la película Cuando Lloran los Valientes , un año después por Los Tres Huastecos , en 1953 por Un Rincón Cerca del Cielo . Finalmente logró obtener el premio como mejor actor por su actuación en la película La Vida no Vale Nada , el 15 de junio de 1956.

Foto: Pedro Infante (1917-1957). Actor y cantante mexicano.
Album / Oronoz

Su carrera duró catorce años, en los que apareció en 45 películas entre las que destacan La feria de las flores (1942) de J. Benavides, Escándalo de estrellas (1944) y Angelitos negros (1948), estas dos últimas del productor cinematográfico Ismael Rodríguez.

Pedro Infante falleció el 15 de abril de 1957 en un accidente aéreo cerca de Mérida, en Yucatán cuando pilotaba su propio avión. Cuando murió era el cantante más célebre, rico y celebrado de México.

Información: Busca Biografías, Pedro Infante.

Más fotos disponibles en: fotos.latinstock.com.mx

http://fotos.latinstock.com.mx| Tel: 5525- 0221 | Info@latinstock.com.mx

Zorros

Zorros de diferente color de piel juegan en las flores silvestres, molestan a sus padres o se echan a dormir una siesta en la hierba. Parece que mamá y papá son buenos proveedores para sus crías, vemos evidencia de sus habilidades de caza cuando traen conejos capturados para alimentar a su grupo familiar.

Más fotos disponibles en: fotos.latinstock.com.mx

http://fotos.latinstock.com.mx| Tel: 5525- 0221 | Info@latinstock.com.mx

Milán Kundera

Allí donde habla el corazón es de mala educación que la razón lo contradiga.

-Milán Kundera-

Escritor checo nacionalizado francés, Milán Kundera nació el 1 de abril de 1929 en Brno. Desde muy joven ingresó en el Partido Comunista Checoslovaco, del que fue expulsado, nuevamente admitido y expulsado definitivamente. Estudió en el Carolinum de Praga y dio clases en la Academia de Música y Arte Dramático, y posteriormente en el Instituto de Estudios Cinematográficos de Praga. También trabajó como jornalero y músico de jazz.

Francia, París, 1981. El escritor checo Milán Kundera.
© Ferdinando Scianna/Magnum Photos

Participó junto con otros intelectuales en la Primavera de Praga, y tras perder su trabajo y ver sus obras prohibidas se exilió a Francia en 1975. Desposeído de la nacionalidad Checoslovaca. Trabajó como profesor de Literatura Comparada en la Universidad de Rennes y posteriormente en l´École des Hautes Études de París. El libro de la risa y el olvido, La insoportable levedad del ser e Inmortalidad son algunas de sus obras más emblemáticas.

Información: Loff.it. Roche i Cabo Editores. Society, Efemérides. Milán Kundera, escritor.

Más fotos disponibles en: fotos.latinstock.com.mx

http://fotos.latinstock.com.mx| Tel: 5525- 0221 | Info@latinstock.com.mx

Andy Warhol

Andy Warhol quería ser famoso. De hecho se podría decir que nadie estudió tanto el concepto de fama como él. Creador, consumidor, crítico de la fama, este artista empaquetó y vendió la marca Andy Warhol como un producto más de la sociedad de consumo.

El expresionismo abstracto dominaba la escena artística y Warhol quiso buscar un estilo completamente distinto. Con su experiencia en publicidad, empezó a mostrar productos de consumo de masas como botellas de coca-cola, latas de sopa Campbell y al final, personas que eran productos en sí mismos, como Marilyn, Mao o Elvis.

La reacción de la escena artística fue un terremoto. De pronto, el expresionismo abstracto dejó de existir. Ahora lo moderno era el Pop, con su frescura, humor y superficialidad. Warhol se convirtió en una estrella.

Entretanto, refinó su aspecto. Se estaba quedando calvo, así que empezó a llevar sus famosas pelucas. Se rodeó de personajes extravagantes de Nueva York y alquiló un almacén (The Factory) que le sirvió de taller y estaba lleno las 24 horas de adictos a las anfetaminas, transexuales y grupos de rock llevados por el propio Warhol (La Velvet Underground).

A lo largo de su carrera, el artista cultivo el dibujo, la pintura, serigrafía, escultura, música, cine, televisión, moda, performance, teatro, fotografia e incluso arte digital.

Información: Andy Warhol, Estados Unidos, 1928-1987. Enciclopedia Historia/Arte.

Más fotos disponibles en: fotos.latinstock.com.mx

http://fotos.latinstock.com.mx| Tel: 5525- 0221 | Info@latinstock.com.mx

Theo Jansen

Tras abandonar sus estudios de física, Theo Jansen empezó su carrera artística en los 70 como pintor. Posteriormente se comenzó a interesar por áreas como la aeronáutica y la robótica. Su “UFO” (OVNI), una aeronave con forma de platillo volante con la que aterrorizaba a los habitantes de la ciudad holandesa de Delft, y su “máquina de pintar”, un robot que traza graffitis sobre una pared, mostraron su habilidad para aplicar sus conocimientos de ingeniería a diferentes proyectos artísticos. A comienzos de los 80, Jansen comenzó a crear programas de simulación algorítimica de vida artificial. Su interés por diseñar organismos vivos y autónomos a través de software le lleva a iniciar su serie de esculturas cinéticas “Strandbeest”, el proyecto que le ha proporcionado un reconocimiento a nivel internacional. Entre otros galardones, Jansen ha recibido el premio especial del jurado en Ars Electronica 2005.

Desde hace quince años, el holandés Theo Jansen se ha dedicado en cuerpo y alma a crear una nueva forma de vida. Sus “Strandbeest” (bestias de la playa) parecen tan orgánicas que desde lejos se confundirían con inmensos insectos o esqueletos de mamuts prehistóricos, pero están hechas a partir de materiales de la era industrial: tubos de plástico flexible, cinta adhesiva. Nacen dentro de una computadora en forma de algoritmo, pero no requieren motores, sensores o ninguna clase de tecnología avanzada para cobrar vida. Se mueven gracias a la fuerza del viento y a la arena mojada que encuentran en su hábitat de la costa holandesa.

Información: Arte + Pensamiento, Art futura.

Más fotos disponibles en: fotos.latinstock.com.mx

http://fotos.latinstock.com.mx| Tel: 5525- 0221 | Info@latinstock.com.mx

El Nacimiento de Venus

Según la tradición, Venus, la diosa del amor, nació de los genitales del dios Urano, que habían sido cortados por su hijo Neptuno y arrojados al mar. El nacimiento de Venus es una representación de la diosa que, después de nacida, está montada en una concha marina y está llegando a una isla, probablemente Chipre. Dos céfiros a la izquierda soplan y producen el viento por medio del cual se impulsa la diosa, quien debido al movimiento de las olas, se presenta en una posición inestable. La recibe la Primavera, quien está a punto de ponerle un manto de color escarlata con flores.

Nacimiento de Venus, Sandro Botticelli, 1485. World History Archive/Alamy.

La diosa Venus es un retrato de Simonetta Vespucci, dama florentina de gran belleza y amante de Lorenzo Medici, aunque algunos aseguran que lo fue también de Giuliano. El candor de su elegante pose, la magnificencia de sus largos cabellos ondulados por el viento y la armonía de sus proporciones son legendarias en la historia del arte, siendo considerada por muchos como la más bella representación de la belleza femenina que se ha realizado.

Información: Julián González Gómez. Universidad Francisco Marroquín, Sandro Botticelli, “El nacimiento de Venus”. Temple sobre lienzo, 1482-1484.

Más fotos disponibles en: fotos.latinstock.com.mx

http://fotos.latinstock.com.mx| Tel: 5525- 0221 | Info@latinstock.com.mx

César Vallejo

César Abraham Vallejo, el poeta peruano más famoso, nació (16 de marzo) en un pueblito llamado Santiago de Chuco en 1892, pero murió lejos de su patria, un viernes santo de 1938, en la ciudad de París. Sus padres fueron Francisco Vallejo y María de los Santos Mendoza. Tuvo diez hermanos.

Ingresó en 1913 a la Universidad de La Libertad (Trujillo), donde se graduó de Bachiller con una tesis sobre El romanticismo en la poesía castellana. En 1918 viajó a Lima para estudiar un doctorado en la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ese año publicó su primer libro titulado Los Heraldos Negros.

En 1920, el poeta estuvo envuelto en un incidente dramático por el cual fue detenido injustamente y llevado a la cárcel de Santiago de Chuco, donde permaneció tres meses. Los periódicos de aquella época defendieron la inocencia del vate peruano y gracias al trabajo de su abogado José Carlos Godoy Vallejo salió libre. Tras las rejas escribió Escalas melografiadas, una prosa desgarradora. Los seguidores de su obra indican que este texto sirvió de inspiración para la construcción literaria de Trilce (1922).

Retrato de César Vallejo (Poeta y escritor peruano) por Pablo Picasso (1892-1938).
Foto: Album / Oronoz

Vallejo estuvo por diversas ciudades europeas como París, Madrid, Moscú, Budapest, Bruselas y Berlín. Permaneció en el Viejo Continente 15 años y se casó con la francesa Georgette Philipard. Vallejo careció de recursos económicos en Europa. Al principio, vivió de artículos periodísticos y ensayos que enviaba a distintas revistas. Después de su muerte, en la clínica del Boulevard Arago en París, el 15 de abril de 1938, se publicaron, entre otros, Poemas Humanos y España, aparta de mí este cáliz.

Los heraldos negros

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma… ¡Yo no sé!

Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre… Pobre… ¡pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!

Información: Universidad Nacional Mayor de San Marcos, 2013.

Más fotos disponibles en: fotos.latinstock.com.mx

http://fotos.latinstock.com.mx| Tel: 5525- 0221 | Info@latinstock.com.mx

¿Pieter Bruegel o El Bosco?

Si El Bosco fue el último primitivo flamenco, el artista que cierra la Edad Media, Pieter Bruegel El Viejo abriría una nueva etapa en la pintura de Flandes, esa en la que se descubre al hombre y su mundo.

Aún así es inevitable comparar a ambos autores. Los dos pintan grupos de gente, colectivos en dinamismo y los dos quieren mostrar al paisaje como un protagonista más. Pero mientras que El Bosco ve al colectivo sufriendo en un mundo sobrenatural y caótico, en una naturaleza engañosa y dañina, Bruegel hará una representación terrenal de la vida campesina, gentes con sus alegrías y tristezas, sus vicios y virtudes, en las que la naturaleza es casi siempre una aliada.

El Bosco / ‘El Jardín de las Delicias’, Escuela flamenca de pintura.
Foto: Album

Por supuesto, Bruegel (o Brueghel) admiraba a El Bosco y desde sus inicios como aprendiz lo consideró un maestro. De su biografía, muy incompleta, se sabe que consiguió un gran éxito (Vasari lo llegó a citar en sus «Vidas de artistas») e inició una dinastía de artistas que llegaría a nietos y bisnietos. Viajó a la Italia del renacimiento, pero de este viaje lo que más le impactó fueron los Alpes, que retrató iniciando un interés por el género paisajístico. Se sabe también que era un hombre de muy buen humor y amigo de las fiestas campesinas. Vestido como uno de ellos, se colaba en ferias y bodas como un invitado más y tomaba notas sobre el comportamiento y la estética de los invitados. Quizás por ello también es conocido como Bruegel el Campesino. El artista falleció a los 45 años.

Esta afición por los temas populares está presente en la práctica totalidad de su producción artística, aunque pinta también algún que otro cuadro religioso. Sus obras retratan personajes tomados del natural mientras celebran un acontecimiento (agricultura, caza, juegos, danzas, fiestas, proverbios). Son colectivos de gentes a varias distancias, haciendo varias acciones. Al acercarnos descubrimos un increíble tratamiento de los detalles, tanto en figuras como en el paisaje.

Pieter Bruegel El Viejo. ‘El Triunfo de la muerte’, Escuela flamenca de pintura.
Foto: Album / Oronoz

Bruegel busca el realismo, no la idealización típica del renacimiento y muchas de sus pinturas ponen de manifiesto lo absurdo y lo vulgar, reflejando las debilidades y locuras humanas. A veces roza incluso la subversión cargando más la crítica social. No olvidemos que Felipe II de España (y Flandes) quería prohibir muchas de las celebraciones colectivas representadas por Bruegel.

Información: Enciclopedia Historia/Arte

Más fotos disponibles en: fotos.latinstock.com.mx

http://fotos.latinstock.com.mx| Tel: 5525- 0221 | Info@latinstock.com.mx

Gran Cañón

El pasado 26 de febrero fue el centenario del Parque Nacional del Gran Cañón. El Río Colorado sólo tardó un siglo en crear los maravillosos cañones y abismos de esta región. Patrimonio de la humanidad por la UNESCO, el Gran Cañón recibe aproximadamente a seis millones de visitantes nacionales e internacionales cada año.

Más fotos disponibles en: fotos.latinstock.com.mx

http://fotos.latinstock.com.mx| Tel: 5525- 0221 | Info@latinstock.com.mx

Mercados

Numerosos vestigios arqueológicos han demostrado que los olmecas no estuvieron confinados a los litorales del Golfo de México, como antes se creía, sino que llegaron a lugares mucho más distantes en el centro del actual territorio nacional. Estos contactos constituyen los primeros intercambios comerciales de la época prehispánica. Más tarde, dos culturas establecidas –los teotihuacanos y los mayas– llevan a la práctica relaciones formales de comercio.

Con el creciente poderío militar y político de los aztecas se inicia y desarrolla lo que se podría llamar el comercio exterior mexica. Los mercaderes traían a su capital desde remotas tierras valiosos productos como el jade, el algodón, el cacao y los metales preciosos. El oficio de los comerciantes iba a lograr un insospechado desarrollo.

La plaza principal de México, que casi corresponde a la actual, se trazó en la época de Moctezuma Ilhuicamina y en ella se estableció el mercado de la ciudad. Conforme fue creciendo la urbe, ese mercado resultó insuficiente, pues su único acceso acuático para introducir mercancías a la isla era un canal, pues la plaza no era ribereña. Cuando los aztecas dominaron Tlatelolco, construyeron allí el mercado principal, ya que contaba con facilidades de comunicación a través de La Lagunilla, especie de caleta o pequeña bahía en la cual cabían varios miles de canoas.

También había mercados especializados en ciertos productos, como el de sal en el barrio de Atenantitlan, el de perros para comer en Acolman y los de esclavos en Azcapotzalco y en Iztocan.

Hoy en día, en pleno siglo XXI, casi todos los mercados tienen un altar con una imagen de la Virgen o de Cristo; esa religiosidad tiene viejas raíces que rebasan la tradición católica, pues también los prehispánicos ponían altares allí para honrar a sus dioses.

Al llegar los españoles quedaron fascinados ante la visión que ofrecían los mercados nativos, que eran al aire libre, o sea tianguis. En el siglo XVI hubo pocos cambios en los mercados. Los comerciantes indígenas traían y llevaban mercancías dentro del extenso territorio de lo que fue el imperio azteca. Continuaron vendiéndose productos autóctonos, a los que se adicionaron algunos provenientes de España, sobre todo manufacturas. Las semillas de cacao siguieron fungiendo como moneda, a la par que las metálicas que se empezaron a acuñar; el cacao conservó su valor monetario hasta principios del siglo XIX.

A partir de 1580, con el pósito y la alhóndiga, la intervención del gobierno en la comercialización de granos básicos es abierta. Por su parte, el clero empezó a cobrar importancia como productor de alimentos y en los dos siglos siguientes llegó a ser muy poderoso. La preponderancia comercial de los españoles civiles y religiosos no eliminó a los indígenas.

En 1703 se inaugura El Parián, mercado ubicado dentro del Zócalo capitalino. 1778 marca el inicio de la apertura comercial española: se termina con el sistema de flotas exclusivo entre Cádiz y Veracruz, abriéndose el comercio para otras doce ciudades hispanas. No obstante, el uso de otros puertos mexicanos además de Veracruz se dio hasta 1820.

Al finalizar el periodo virreinal, la actividad comercial capitalina tenía como centro la Plaza Mayor y contaba con El Parián, los portales de Mercaderes, las Flores y la Diputación, además del mercado de El Volador, donde hoy está la Suprema Corte de Justicia.

En el siglo XIX continuaba la cacería de aves acuáticas en los lagos del valle, calculándose que los capitalinos consumían cerca de un millón de patos anuales. El mercado de Tlatelolco ya había cedido su preeminencia al de San Juan. Durante el siglo XIX hubo un creciente deterioro en materia de abasto de alimentos, derivado de las convulsiones políticas. El porfiriato, aunque fue una era dictatorial, trajo consigo mejores condiciones para el comercio. Es cuando empiezan a surgir los tendajones o estanquillos.

En 1850 se inaugura el nuevo mercado de San Juan o Iturbide. En 1863 se edificó el mercado de La Merced, junto a la acequia mayor. El puente de Roldán era el muelle del canal de la Viga donde desembarcaban las mercancías provenientes de Xochimilco, Chalco y Texcoco. En 1893 abre el mercado de la Lagunilla. Aunque la desecación de los lagos del valle de México estaba muy avanzada a mediados del siglo XIX, todavía se les aprovechaba para la transportación acuática de mercancías hacia la ciudad.

La Revolución Mexicana trajo consigo gravísimos problemas, uno de los cuales fue la brusca disminución en la producción agropecuaria, tanto por la falta de mano de obra, como por el abandono de las haciendas por parte de sus propietarios. También afectó al comercio, pues la dificultad en las comunicaciones impedía el flujo normal de las mercancías. Durante la primera mitad del siglo XX no se construyeron más mercados sino que empezaron a proliferar en las nuevas colonias y fraccionamientos los estanquillos o misceláneas y las verdulerías. En los años cincuenta el gobierno empezó a sustituir numerosos mercados, que eran barracas de madera y lámina, por edificaciones modernas. López Mateos construyó 88 mercados en la ciudad de México.

El mercado de La Merced empezó su gran auge como centro introductor y distribuidor mayorista desde la época colonial, pues allí estaban los embarcaderos a donde llegaban las mercancías por la vía fluvial, pero su excesivo crecimiento en el siglo XX provocó grandes problemas de salubridad, seguridad y congestionamiento de vehículos. A esto se debió que en 1982 el mercado mayorista se trasladara a la nueva Central de Abastos de Iztapalapa. La situación actual del comercio al menudeo en las ciudades mexicanas ofrece un contraste muy marcado: por un lado está el pequeño comercio –ineficientes misceláneas y expendios de abarrotes que venden a precios muy elevados- y por el otro están las modernas cadenas de autoservicio surgidas en la segunda mitad del siglo XX.

Los mercados sobre ruedas se iniciaron en 1969 como una solución para combatir el intermediarismo. No se puede decir que este intento haya sido del todo afortunado, pues con frecuencia no son productores agrícolas quienes expenden allí sus mercancías. En todo caso -y para nuestra fortuna- aun subsisten los tradicionales mercados mexicanos. Los tianguis de provincia no difieren mucho hoy en día de los que había en la época prehispánica.

Siguen siendo notables algunos mercados capitalinos: para frutas y verduras, carnes y mariscos, el de San Juan, uno de los más finos y bien surtidos del mundo; el mercado que continúa en La Merced para menudeo; el de Xochimilco y el de Jamaica son famosos por la cantidad y variedad de sus productos; el de la nueva Viga que se especializa en pescados y mariscos, el Sonora, donde se consiguen animales vivos y toda clase de hierbas medicinales; el de La Lagunilla con gran surtido de muebles, y el de Tepito, de antigüedades.

Información: Historia de los Mercados en México en Sistema de Información Cultural, SIC México, 2009.

Más fotos disponibles en: fotos.latinstock.com.mx

http://fotos.latinstock.com.mx| Tel: 5525- 0221 | Info@latinstock.com.mx

Página siguiente »

×